Nadar

Nadar, seudónimo de Gaspard-Félix Tournachon, (nacido el 5 de abril de 1820, en París, Francia – fallecido el 21 de marzo de 1910, en París), escritor, caricaturista y fotógrafo francés que es recordado principalmente por sus retratos fotográficos, considerados entre los mejores realizados en el siglo XIX.

De joven estudió medicina en Lyon, Francia, pero, cuando la editorial de su padre quebró en 1838, se vio obligado a ganarse la vida por sí mismo. Comenzó a escribir artículos periodísticos que firmaba «Nadar». En 1842 se instaló en París y comenzó a vender caricaturas a revistas de humor.

Para 1853, aunque seguía considerándose principalmente caricaturista, Nadar se había convertido en un experto fotógrafo y había abierto un estudio de retratos. Su éxito inmediato se debió en parte a su sentido del espectáculo. Hizo que todo el edificio que albergaba su estudio se pintara de rojo y que su nombre se imprimiera en letras gigantescas en una extensión de 15 metros de pared. El edificio se convirtió en un punto de referencia local y un lugar de encuentro favorito de la intelectualidad de París. Cuando en 1874 los pintores que más tarde se conocerían como impresionistas necesitaron un lugar para celebrar su primera exposición, Nadar les prestó su galería. En 1854 completó su primer Panthéon-Nadar, un conjunto de dos litografías gigantescas que representaban caricaturas de parisinos prominentes. Cuando comenzó a trabajar en el segundo Panthéon-Nadar, realizó retratos fotográficos de las personas que pretendía caricaturizar. Sus retratos del ilustrador Gustave Doré (hacia 1855) y del poeta Charles Baudelaire (1855) son directos y de pose natural, en contraste con la rígida formalidad de la mayoría de los retratos contemporáneos. Otros estudios de carácter notables son los del escritor Théophile Gautier (c. 1855) y el pintor Eugène Delacroix (1855).

Obtenga una suscripción a Britannica Premium y acceda a contenido exclusivo. Suscríbase ahora

Nadar fue un innovador incansable. En 1855 patentó la idea de utilizar fotografías aéreas en la elaboración de mapas y la topografía. Sin embargo, no fue hasta 1858 cuando pudo realizar con éxito una fotografía aérea -la primera del mundo- desde un globo. Esto llevó a Daumier a publicar una litografía satírica de Nadar fotografiando París desde un globo. Se tituló Nadar elevando la fotografía a la altura del arte. Nadar siguió siendo un apasionado de la aeronáutica hasta que él, su mujer y otros pasajeros sufrieron un accidente en Le Géant, un globo gigantesco que había construido.

En 1858 comenzó a fotografiar con luz eléctrica, realizando una serie de fotografías de las alcantarillas de París. Más tarde, en 1886, realizó la primera «entrevista fotográfica», una serie de 21 fotografías del científico francés Michel-Eugène Chevreul en una conversación. Cada fotografía llevaba un pie de foto con las respuestas de Chevreul a las preguntas de Nadar, lo que daba una vívida impresión de la personalidad del científico. Nadar también escribió novelas, ensayos, sátiras y obras autobiográficas.

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.