Hipoplasia y aplasia del pulgar (pulgar pequeño o ausente)

¿Qué es la hipoplasia del pulgar? ¿Qué es la aplasia del pulgar?

La hipoplasia del pulgar, también conocida como pulgar hipoplásico, es una condición en la que el pulgar de un niño es más pequeño de lo normal. La aplasia del pulgar es una condición en la que el pulgar está completamente ausente. La hipoplasia o aplasia del pulgar suele darse en niños con deficiencia longitudinal radial. Estas afecciones pueden ser genéticas y pueden ser síntomas de afecciones que también afectan a otros sistemas de órganos del cuerpo.

¿Cómo se diagnostican la hipoplasia del pulgar y la aplasia del pulgar?

El médico de su bebé normalmente notará la hipoplasia del pulgar o la aplasia del pulgar durante el primer examen de su bebé como recién nacido. Si el médico sospecha que hay hipoplasia o aplasia del pulgar, buscará otras diferencias que puedan estar asociadas a estas afecciones. Las radiografías también pueden ayudar al médico a conocer mejor la estructura del pulgar de su bebé.

¿Cómo se tratan la hipoplasia y la aplasia del pulgar?

El tratamiento depende de la gravedad de la hipoplasia o aplasia del pulgar. Trabajamos con cada paciente y su familia para discutir todas las opciones e identificar la mejor para las necesidades únicas de cada paciente. A veces, el pulgar puede ser más pequeño de lo normal pero el niño es capaz de funcionar con normalidad, en cuyo caso no es necesaria la cirugía. Si el pulgar es débil o no puede moverse correctamente, puede recomendarse la cirugía de reconstrucción del pulgar, además de la terapia ocupacional.

Si la hipoplasia del pulgar es muy grave o no hay pulgar (aplasia del pulgar), puede recomendarse la cirugía de policización del dedo índice. En esta cirugía, se crea un pulgar funcional moviendo otro dedo a la posición del pulgar. La terapia ocupacional es esencial para asegurar el éxito después de cualquier cirugía.

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.