5 oportunidades de trabajo únicas para los trabajadores sociales cristianos

Una carrera en el trabajo social puede ser emocionante y gratificante. Es un camino que permite a las personas ganarse la vida ayudando a los demás.

Los trabajadores sociales cristianos infunden su fe dentro de los deberes diarios también. Su sistema de valores se basa en las escrituras, y estas directrices se utilizan cuando aconsejan a los demás. Los trabajadores sociales cristianos sienten que la vida es sagrada y comprenden que los seres humanos necesitan satisfacción espiritual, emocional e intelectual. Además de la oración, escuchar es la herramienta más eficaz que utilizan para ayudar a los demás. A través de la empatía, conducen a los clientes en una dirección positiva para que vivan mejor.

Aquí hay cinco oportunidades de trabajo únicas abiertas a los trabajadores sociales cristianos.

Consejero pastoral

La consejería pastoral es una excelente opción de carrera para un trabajador social cristiano que está capacitado como ministro, sacerdote u otro líder religioso para proporcionar servicios de terapia psicológica. Los consejeros pastorales ayudan a las personas a entender la conexión entre la vida y la fe. Estos profesionales utilizan recursos psicológicos y teológicos para desarrollar programas de formación o para fomentar la cooperación entre los profesionales religiosos y la comunidad médica, especialmente al tratar problemas como la adicción a las drogas. Los ministros certificados que se convierten en consejeros pastorales a menudo encuentran empleo como capellanes en prisiones u hospitales.

Consultor de adopciones

Los trabajadores sociales cristianos comprenden la importancia de contar con una unidad familiar sólida. Para ayudar a los niños que están legalmente separados de sus padres biológicos, muchas personas trabajan como consultores de adopción. Este campo de trabajo une a los niños con padres que crean un entorno familiar lleno de apoyo emocional y amor incondicional. Para facilitar la colocación de niños, es necesario obtener una licencia. Esto significa que un consultor de adopción entiende y sigue las leyes del estado. Como trabajador social de adopciones cristianas, una persona puede encontrar empleo en una agencia de adopciones cristianas.

Gerente de servicios comunitarios

Un gerente de servicios comunitarios cristianos ayuda a las familias a soñar en grande, a invertir en su futuro y a alcanzar el éxito. Incluye trabajar para una iglesia u organización similar para romper las barreras económicas que dificultan el éxito y desarrollar programas que ayuden a sacar a las familias adelante. Algunos grupos se centran en ayudar a los veteranos o a los ancianos a afrontar el desempleo o los problemas de salud mental.

Recursos: 35 Best Value Christian Colleges with CSWE-accredited Programs 2015

Al recopilar datos de evaluación, se espera que estos gerentes prueben la eficacia de los programas en la práctica. En una agencia grande, un gerente tendrá un deber especializado. Por ejemplo, una persona puede supervisar e implementar un programa en particular. En una organización pequeña, un gestor puede desempeñar múltiples funciones. Esta persona puede ser vocal en las actividades de la comunidad, incluida la recaudación de fondos, y supervisar numerosos programas. Una persona cualificada debe tener experiencia administrativa, conocimientos financieros y buen don de gentes.

Consejero familiar

El trabajo social cristiano pone a las familias en el punto de mira. La familia se considera la piedra angular del bienestar de una persona. En tiempos de divorcio, enfermedad o muerte, las familias pueden necesitar ayuda para permanecer conectadas. Un consejero familiar cristiano debe facilitar la comunicación de una manera no conflictiva y debe intervenir para calmar situaciones volátiles. Por ejemplo, cuando una persona está lidiando con la adicción a las drogas o al alcohol, un trabajador social puede recomendar un curso efectivo de tratamiento y organizar la terapia para toda la familia. Asimismo, este tipo de consejero puede reunirse con un niño problemático para llegar a la raíz de un problema de comportamiento. A través de la empatía, un trabajador social cristiano ayuda a las familias a resolver conflictos y les enseña a comunicarse mejor y a respetar a los demás.

Trabajador social de abuso de sustancias

Un consejero cristiano de abuso de sustancias trabaja para ayudar a los adictos con métodos convencionales de tratamiento infundidos con la religión. El paciente aprende a entregar todas las cargas a Dios. Esta es la creencia central de todo el asesoramiento cristiano y crea un ambiente cómodo donde una persona nunca se siente juzgada. Cuando se trata del abuso de sustancias, un adicto puede sentirse débil y vulnerable. Un consejero cristiano tranquiliza a esta persona y se centra en devolverla al camino de Dios.

El trabajo social cristiano es una parte especial de la profesión de trabajo social tradicional. Pone un fuerte énfasis en Dios y en cómo la espiritualidad juega un papel importante en la sociedad cotidiana. Los trabajos mencionados anteriormente son sólo algunas ofertas únicas para las personas interesadas en entrar en este campo.

Leave a Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.